Condromalacia de rodilla

La condropatía o condromalacia patelar o síndrome de dolor femoropatelar se produce por el desgaste o erosión del cartílago articular de la rótula. También la podemos llamar síndrome de hiperpresión rotuliana y es uno de los motivos más frecuentes de consulta fisioterápica en el dolor de la rodilla.

Tratamiento fisioterápico para la condromalacia de rodilla


Recuperación de la estructura afectada por condromalacia

El objetivo inicial en el tratamiento de condromalacia es una recuperación estructural. La base de acelerar el proceso de recuperación de la estructura, es fundamental para consolidar poco a poco la resolución del cuadro clínico, mediante la exposición progresiva de estrés del tejido para dicho fin.

Todo esto persigue la readaptación funcional analítica, a fin de que esa estructura afectada por la condromalacia de rodilla pueda ir recuperando su función de forma aislada; al mismo tiempo, se trabaja sobre la recuperación de la estructuras adyacentes de esa cadena funcional hacia su reeducación.

 

Readaptación funcional

A continuación, se profundiza en protocolos de readaptación funcional, para que en el conjunto de todas las estructuras afectadas por la inicial, exista un patrón de reeducación de la función.

Readaptación a la vida diaria

Por último, sería la readaptación a gestos biomecánicos de la situación pre-lesión, según el contexto de la condromalacia de rodilla, por ejemplo:

  • Ámbito deportivo: sería simular un gesto técnico concreto en situaciones de control, y luego añadiendo incertidumbre que dificulten el gesto, para una posterior incorporación parcial al deporte concreto hasta la reincorporación completa.
  • Ámbito laboral en cadena de montaje: igualmente, reproducir las acciones a desarrollar con parámetros menos marcados, como tiempos de ejecución, repeticiones, pesos de objetos, etc, para posteriormente ir regulando esos parámetros hasta la incorporación total a la jornada laboral.

Durante todo este tiempo de recuperación, se le elabora al paciente un planning detallado de recuperación personalizado (programa de cinesiterapia) que deberá hacer, puesto que es tan importante o más que el trabajo con el fisioterapeuta en el centro; programamos diariamente en planning semanal las pautas a seguir: ejercicios, número de series y repeticiones, etc.

Síntomas

Los síntomas presentes son: dolor y crepitación a la movilización de la rótula y de rodilla, rigidez y limitación de movimiento, inflamación, dolor que aumenta a la compresión rotuliana (signo del cepillo), a la palpación del borde externo de la rótula, al subir y bajar escaleras, al caminar y al correr, debilidad muscular del cuádriceps sobretodo en el vasto interno, sobrecarga cadena posterior como isquiotibiales, tríceps sural, etc…

Posibles causas

Las causas de la condromalacia rotuliana son: factores genéticos (cartílago muy delgado o débil), alteraciones biomecánicas (rodilla en varo o valgo, rótula alta, desplazamiento de rótula), desequilibrios musculares (mayor tono muscular en vasto interno o externo), debilidad o atrofia muscular, escasa actividad física o períodos largos de inmovilización (el cartílago se nutre y estimula con la compresión), sobrepeso, edad, traumatismos o luxaciones de rótula y enfermedades que aceleren el proceso de desgaste (artrosis por ejemplo), uso de calzado inadecuado o asimetría en miembros inferiores.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Más información sobre la condromalacia

El cartílago está formado por células llamadas condrocitos, blanquecino y brillante, es elástico y recubre una zona ósea para articularse con otro hueso. Está poco vascularizado, por lo que se nutre del líquido sinovial. Sirve para el deslizamiento de una superficie ósea sobre otra. En este caso el deslizamiento de la rótula sobre el fémur.
El cartílago se desgasta deshilachándose las fibras superficiales primero (proceso de fibrilación), con el tiempo se lesiona también las capas profundas, hasta que termina rozado un hueso con el otro.

¿No encuentras tu dolencia?

Si no localizas tu dolencia o tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros y te informamos sin compromiso.

13 + 9 =

He leído y acepto la Política de privacidad