Fisioterapia para fracturas vertebrales

Las vértebras son los huesos que componen la columna vertebral. Existen 33 vértebras en el ser humano, divididas en regiones, 7 cervicales, 12 dorsales o torácicas, 5 lumbares, 5 sacras y 4 coccígeas. Excepto las vértebras sacras y coccígeas que se encuentran fusionadas, el resto están separadas por un disco intervertebral.

Tratamiento fisioterápico para la fractura vertebral


Recuperación de la estructura afectada por fracturas

El primer objetivo que se busca en el tratamiento de fractura vertebral es una recuperación estructural, es decir, acelerar el proceso de curación de la/s estructura/s afectadas, para poco a poco ir sometiendo a dicho tejido a un estrés controlado, y de esta forma evolucionar en la consolidación hacia resolución del proceso.

De este modo, se busca una readaptación funcional analítica, es decir, que esa estructura concreta afectada por la fracturas pueda ir recuperando su función de forma individualizada; junto a ello, se trabaja igualmente de forma global sobre la recuperación funcional de otras estructuras adyacentes a fin de su reeducación.

Fisioterapia para fractura vertebral

Readaptación funcional

Posteriormente se suele utilizar protocolos de readaptación a fin de conseguir una reeducación de la función global del conjunto de estructuras relacionadas con la inicialmente lesionada.

Readaptación a la vida diaria

Finalmente, debe integrarse el proceso hacia la consecución de una serie de etapas desarrolladas a fin de reproducir los gestos biomecánicos de la situación pre-lesión, de forma individualizada según el contexto de la fractura vertebral , por ejemplo:

  • Contexto laboral: puesto de trabajo con gestos repetitivos: reproducir los gestos causantes de lesión en situaciones de certidumbre con unos parámetros de menor intensidad, como número de repeticiones, tiempo de exposición… para poco a poco crear situaciones simuladas más reales a su jornada laboral normal.
  • Contexto deportivo: reproducir gestos biomecánicos en situaciones de bajo riesgo, y posteriormente introducir elementos de incertidumbre que se acerquen poco a poco a la actividad física plena hasta la reincorporación total a la dinámica del deporte concreto.

Desde un primer momento, a nuestros pacientes se les elabora un planning preciso de recuperación funcional (basado en un programa de cinesiterapia), el cual deberá cumplir; este programa es incluso más importante que la propia visita que pueda hacer a nuestro centro con el fisioterapeuta. Diariamente, el paciente dispondrá de dicho programa en el cual se indicarán los ejercicios y todos los parámetros que lo justifiquen, de forma muy detallada.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Posibles causas

  • Fracturas por compresión, aplastamientos o acuñamientos vertebrales (más frecuente y menos grave) son producidas por el colapso de la vértebra, donde se acuña el cuerpo vertebral, aplastándose. Se pueden producir por la disminución de la densidad ósea en enfermedades como la osteoporosis (menopausia), algunos tipos de cánceres óseos, uso prolongado de corticoesteroides, radioterapia o quimioterapia. Comentar que muchos aplastamientos vertebrales pueden producirse de forma espontánea.
  • Fracturas-estallido, donde el cuerpo vertebral estalla en numerosos fragmentos. Su gravedad dependerá del número de fragmentos y la localización de estos (pueden producir lesiones medulares o neurológicas si se encuentran dentro del canal medular). Se producen por traumatismos gran impacto.
  • Fractura- luxación. Es el tipo más grave. Por traumatismo de gran impacto, se rompen los ligamentos de unión de las vértebras entre sí, y pueden provocar una disminución del canal medular (lesión medular).

Síntomas

Los signos y síntomas más frecuentes son: dolor de aparición súbita, o dolor crónico leve en la espalda, costal (si la fractura es en la columna dorsal), se pueden producir cambios posturales y una posición cifótica dorsal (joroba).

Más información sobre las fracturas vertebrales

Cada vértebra está compuesta por un cuerpo vertebral delante, unas apófisis transversas a cada lado, una apófisis espinosa detrás, cuatro apófisis articulares para articularse con la vértebra subyacente y suprayacente, dos pedículos y dos láminas.
Las funciones principales de las vértebras son: protección de la médula espinal, junto con los discos intervertebrales transmiten las fuerzas ascendentes y descendentes, como el peso, mantener la posición erguida (mantener el centro de gravedad), y sirven de soporte de los movimientos del tronco, siendo la columna cervical y lumbar las de mayor movilidad.

El tratamiento con MAGNETOTERAPIA estará indicado como una gran posibilidad fisioterápica en el tratamiento de fracturas, para acelerar el proceso de consolidación, evitar el retardo en este proceso, y en el tratamiento de posibles complicaciones tardías de las fracturas por períodos prolongados de inmovilización como son:

  • Contractura o retracción isquémica de Volkman (síndrome de Volkman, ocurre cuando hay falta de riego sanguíneo, se produce un síndrome compartimental y una deformidad asociada por contracturas en dedos de la mano o el pie, muñeca, tobillo, etc…
  • Atrofia ósea aguda de Südeck, rigidez articular grave que se presenta en manos y pies, producida por una lesión neurovascular.
  • Rigidez articular, dolor residual o enfermedades vasculares.
    Una vez que este proceso de consolidación se encuentre en situación estable, se podrán realizar otras opciones de tratamiento de fisioterapia, a fin de control de secuelas post-fractura como rigidez articular, atrofia muscular (pérdida de fuerza), dolor residual, etc… normal.

1 + 9 =

He leído y acepto la Política de privacidad