Esguince de tobillo

Un esguince de tobillo es una lesión muy habitual en los pacientes, sean o no deportistas. Se produce una distensión, desgarro, rotura parcial o total de los ligamentos, en función del grado de afectación. Según éste se verán comprometidos ligamentos que sujetan la articulación, cápsula articular, etc. La localización más frecuente es en la parte lateral o externa del tobillo.

Descripción del esguince de tobillo

Los ligamentos sirven para estabilizar la articulación, contienen receptores sensitivos llamados propioceptores (mecanorreceptores (estímulos mecánicos, estiramiento, acortamiento, presión, etc…), nociceptores (estímulos dolorosos). Esta capacidad propioceptiva (información sobre el movimiento y nuestro cuerpo en el espacio) hace que los ligamentos, juntos con los músculos y tendones (también contienen mecanorreceptores al estiramiento y a la contracción como los husos neuromusculares y órganos tendinosos de Golgi) y otras estructuras musculoesqueléticas, sean fundamentales en el mantenimiento de la estabilidad del tobillo. Por ello, cuando ocurre una lesión ligamentaria como un esguince de tobillo, la inestabilidad y la capacidad propioceptiva estarán alteradas, y si esta capacidad no es trabajada mediante ejercicios y fisioterapia, son más frecuentes las recidivas (esguinces de repetición).

tratamiento para el esguince de tobillo

Los ligamentos del tobillo son:

  • Ligamento deltoideo (interno): formado por 4 haces, tibiastragalino anterior o posterior, tibiocalcáneo y tibioescafoideo.
  • Ligamentos peroneoastragalino anterior y posterior (externos).
  • Ligamento peroneocalcáneo (externo).

Un esguince de tobillo ocurre por un movimiento de inversión o eversión forzada al meter el pie en un hoyo, al resbalarse mientras se camina cuesta abajo o simplemente por apoyar mal.

Grados de los esguinces de tobillo

  • Esguince de tobillo grado 1: Es un esguince leve, donde los ligamentos se distienden ligeramente y puede haber una rotura de alguna fibra. Una persona con un esguince de grado I tendrá el tobillo con algo de dolor, hematoma nulo o escaso y casi sin inestabilidad.
  • Esguince de tobillo grado 2: Es un esguince moderado, donde los ligamentos se rompen parcialmente y la articulación del tobillo se nota demasiado laxa (inestabilidad al caminar o estar de pie), equimosis y hematoma moderado. Dolor en parte externa, que aumenta al apoyar el pie y poner peso sobre él.
  • Esguince de tobillo grado 3: Es el tipo de esguince más grave y ocurre cuando hay una rotura total de un ligamento del tobillo. Mucho dolor e inflamación importante. La persona notará gran inestabilidad del tobillo y lo más probable es que no pueda apoyar ningún peso en el pie afectado desde el principio.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Ejercicios preventivos para el esguince de tobillo

¿Tienes alguna pregunta?

10 + 9 =