La osteopatía es un método fisioterápico que se desarrolló a finales del siglo XIX por el médico Andrew Taylor Still.
La definición de la osteopatía es difícil de simplificar pero en resumen se trata de un método holístico basado en las interrelacionas de todas las partes del cuerpo.
La osteopatía busca la curación del origen que provoca la sintomatología, no de la propia sintomatología en sí misma. Para ello se basa en varios principios: la estructura gobierna la función, es decir si la estructura de un órgano o tejido es normal, la función también lo será y viceversa; la ley de la arteria, si la vascularización del tejido es normal, no se verá alterada su función; y la unidad del cuerpo.
La osteopatía se divide en 3 partes:
– Osteopatía estructural: donde se tratan trastornos del sistema musculo-esquelético. Se utilizan técnicas de thrust de alta velocidad o técnicas de estiramiento, energía muscular, etc…
– Osteopatía visceral: donde se tratan trastornos de origen visceral, que pueden provocar trastornos musculoesqueléticos.
– Osteopatía craneal: basado en los micromovimientos de los huesos y suturas del cráneo para tratar los trastornos de la esfera craneal.
El efecto que busca la osteopatía es pues buscar el origen del problema, ya sea musculoesquelético, visceral o craneal y eliminarlo, para así poder recuperar la homeostasis y el reequilibrio del cuerpo.
Con la osteopatía se pueden tratar muy diversos tipos de patologías, desde musculoesqueléticas como disfunciones vertebrales, esguinces, whiplash por accidente de tráfico, radiculopatías, tendinopatías, dismetrías de miembros inferiores o escoliosis; digestivas como colon irritable, hernia de hiato, estreñimiento, gases, dispepsia o digestiones pesadas; genito-urinarias como dolor en la menstruación, cistitis, incontinencia, dolor en relaciones sexuales; respiratorias como sinusitis, trastornos respiratorios postquirúrgicos o derivados de la inmovilización prolongada o craneales como traumatismos directos o plagiocefalia (deformación del cráneo en el bebé), etc…
Las contraindicaciones son las mismas que en cualquier otra técnica de fisioterapia como cáncer, infecciones, malformaciones graves, etc…
En nuestro centro todos los fisioterapeutas tienen la formación de osteopatía más completa y con mayor evidencia científica que ofrece la Escuela de Osteopatía de Madrid. Más información en https://www.fisioterapia-global.es/tratamientos/osteopatia/

×