Tratamiento fisioterapéutico en esguince de rodilla

El esguince de rodilla es una lesión muy frecuente en todo tipo de pacientes. Se produce una distensión o rotura parcial de los ligamentos que la conforman, y el grado de afectación determina su gravedad. Si hablamos de un alto grado, se verán comprometidas otras estructuras tales como cápsula articular, inserciones musculares, etc. La localización más frecuente es en la parte externa o interna de la rodilla.

Tratamiento fisioterápico para la esguince de rodilla


Recuperación de la estructura afectada por esguince

El primer objetivo que se busca en el tratamiento de es una recuperación estructural, es decir, acelerar el proceso de curación de la/s estructura/s afectadas, para poco a poco ir sometiendo a dicho tejido a un estrés controlado, y de esta forma evolucionar en la consolidación hacia resolución del proceso. Todo esto persigue la readaptación funcional analítica, a fin de que esa estructura afectada por la esguince pueda ir recuperando su función de forma aislada; al mismo tiempo, se trabaja sobre la recuperación de la estructuras adyacentes de esa cadena funcional hacia su reeducación.

Readaptación funcional

A continuación, se profundiza en protocolos de readaptación funcional, para que en el conjunto de todas las estructuras afectadas por la inicial, exista un patrón de reeducación de la función.

Readaptación a la vida diaria

Finalmente, debe integrarse el proceso hacia la consecución de una serie de etapas desarrolladas a fin de reproducir los gestos biomecánicos de la situación pre-lesión, de forma individualizada según el contexto de la , por ejemplo:

  • Contexto laboral: puesto de trabajo con gestos repetitivos: reproducir los gestos causantes de lesión en situaciones de certidumbre con unos parámetros de menor intensidad, como número de repeticiones, tiempo de exposición… para poco a poco crear situaciones simuladas más reales a su jornada laboral normal.
  • Contexto deportivo: reproducir gestos biomecánicos en situaciones de bajo riesgo, y posteriormente introducir elementos de incertidumbre que se acerquen poco a poco a la actividad física plena hasta la reincorporación total a la dinámica del deporte concreto.

Durante todo este tiempo de recuperación, se le elabora al paciente un planning detallado de recuperación personalizado (programa de cinesiterapia) que deberá hacer, puesto que es tan importante o más que el trabajo con el fisioterapeuta en el centro; pautamos diariamente en planning semanal las pautas a seguir: ejercicios, número de series y repeticiones, etc.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Posibles causas

Las causas de un esguince de rodilla pueden ser por un traumatismo directo o indirecto en la rodilla, una rotación – torsión forzada de la misma con el pie apoyado en el suelo, etc.

Síntomas

Los síntomas asociados dependerán del grado de afectación del esguince; por lo general, hablaremos de pérdida de movilidad, inestabilidad, dolor al caminar o incluso en reposo sin apoyar el pie, etc.

Más información sobre el esguince de rodilla

Al igual que en los esguinces de tobillo, los de rodilla se pueden clasificar en 3 grados:

  • Grado I: distensión ligamentaria. Se produce dolor moderado, mantenimiento de la estabilidad y conservación del movimiento.
  • Grado II: rotura parcial ligamentaria. Existe inestabilidad, inflamación, aumento de dolor y pérdida de movilidad.
  • Grado III: rotura de muy alto grado o total ligamentaria. Importante inestabilidad, inflamación, gran restricción de la movilidad y dolor intenso.

Inicialmente, si nos encontramos ante un alto grado, se valorará la posibilidad de ayudas externas tipo vendaje, uso de muletas para descarga, etc.

5 + 5 =

He leído y acepto la Política de privacidad