Fisioterapia para meniscopatía lateral

La meniscopatía lateral es la lesión que se refiere al menisco externo o lateral, el cual es más cerrado que el interno. Pueden ser degenerativas (quiste meniscal) o traumáticas (roturas meniscales). Ocurren mayoritariamente en pacientes mayores de 45 años o en pacientes jóvenes, deportistas.

Tratamiento fisioterápico para las meniscopatía lateral


Recuperación de la estructura afectada por meniscopatía

El primer objetivo que se busca en el tratamiento de meniscopatía lateral es una recuperación estructural, es decir, acelerar el proceso de curación de la/s estructura/s afectadas, para poco a poco ir sometiendo a dicho tejido a un estrés controlado, y de esta forma evolucionar en la consolidación hacia resolución del proceso.

Todo esto persigue la readaptación funcional analítica, a fin de que esa estructura afectada por la meniscopatía pueda ir recuperando su función de forma aislada; al mismo tiempo, se trabaja sobre la recuperación de la estructuras adyacentes de esa cadena funcional hacia su reeducación.

Readaptación funcional

Posteriormente se suele utilizar protocolos de readaptación a fin de conseguir una reeducación de la función global del conjunto de estructuras relacionadas con la inicialmente lesionada.

Readaptación a la vida diaria

Por último, sería la readaptación a gestos biomecánicos de la situación pre-lesión, según el contexto de la meniscopatía lateral , por ejemplo:

  • Ámbito deportivo: sería simular un gesto técnico concreto en situaciones de control, y luego añadiendo incertidumbre que dificulten el gesto, para una posterior incorporación parcial al deporte concreto hasta la reincorporación completa.
  • Ámbito laboral en cadena de montaje: igualmente, reproducir las acciones a desarrollar con parámetros menos marcados, como tiempos de ejecución, repeticiones, pesos de objetos, etc, para posteriormente ir regulando esos parámetros hasta la incorporación total a la jornada laboral.

Durante todo este tiempo de recuperación, se le elabora al paciente un planning detallado de recuperación personalizado (programa de cinesiterapia) que deberá hacer, puesto que es tan importante o más que el trabajo con el fisioterapeuta en el centro; programamos diariamente en planning semanal las pautas a seguir: ejercicios, número de series y repeticiones, etc.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Posibles causas

La meniscopatía lateral es la lesión que se refiere al menisco externo o lateral, el cual es más cerrado que el interno. Pueden ser degenerativas (quiste meniscal) o traumáticas (roturas meniscales). Ocurren mayoritariamente en pacientes mayores de 45 años o en pacientes jóvenes, deportistas.
El menisco externo suele verse en menor porcentaje afectado con respecto al menisco interno, ya que tiene más movilidad.

Síntomas

Los síntomas más característicos son: dolor intenso al apoyar o presionar en la zona, dolor en cara externa de la rodilla, bloqueo mecánico con crujidos y chasquidos, derrame articular con inflamación, dolor en giros, torsiones o posiciones mantenidas en cuclillas.
Existen test ortopédicos (test de Mc Murray, test de Apley) para poder saber qué menisco se ve afectado y mediante Resonancia magnética nuclear realizar un diagnóstico médico completo.

Más información sobre la meniscopatía lateral

Se encuentran adheridos a la tibia. Tienen forma de media luna y su función es la amortiguación de fuerzas ascendentes y descendentes que pasan por la articulación de la rodilla y ayudan a la nutrición y lubricación a través del líquido sinovial en los movimientos de flexión y extensión y también son importantes en la estabilización de la rodilla (propiocepción). Siguen siempre el movimiento del fémur sobre la tibia.

Tratamiento recomendado:

Los objetivos de la rehabilitación conservadora o postquirúrgica de la lesión de meniscos son:

  • Recuperación de la movilidad. Disminución de la rigidez articular.
  • Tratamiento y disminución del dolor (analgesia).
  • Disminución de la inflamación y el edema.
  • Liberación de adherencias.
  • Disminución del hematoma.
  • Potenciación muscular y fortalecimiento.
  • Recuperación de la estabilidad, el equilibrio, la coordinación y la propiocepción de la rodilla.

Aceptación de la Política de privacidad

13 + 1 =