Fisioterapia para la tendinitis de tibial anterior

Es una inflamación del tendón del músculo tibial anterior. Este músculo se encuentra en la cara anterior de la pierna y se inserta en los dos tercios superiores de la cara externa superior de la pierna. Es el principal responsable de mover el tobillo hacia arriba, por lo que resulta fundamental en el control de la marcha o de la carrera.

Tratamiento fisioterápico para la tendinitis tibial anterior


Recuperación de la estructura afectada

El objetivo inicial en el tratamiento de tendinitis del músculo tibial anterior es una recuperación estructural, para consolidar poco a poco la resolución del cuadro clínico, mediante la exposición progresiva de estrés del tejido para dicho fin.

De este modo, se busca una readaptación funcional analítica, es decir, que esa estructura concreta afectada por la tendinitis pueda ir recuperando su función de forma individualizada; junto a ello, se trabaja igualmente de forma global sobre la recuperación funcional de otras estructuras adyacentes a fin de su reeducación.

Readaptación funcional

Posteriormente se suele utilizar protocolos de readaptación a fin de conseguir una reeducación de la función global del conjunto de estructuras relacionadas con la inicialmente lesionada.

Readaptación a la vida diaria

Por último, sería la readaptación a gestos biomecánicos de la situación pre-lesión, según el contexto de la tendinitis aquílea , por ejemplo:

  • Ámbito deportivo: sería simular un gesto técnico concreto en situaciones de control, y luego añadiendo incertidumbre que dificulten el gesto, para una posterior incorporación parcial al deporte concreto hasta la reincorporación completa.
  • Ámbito laboral en cadena de montaje: igualmente, reproducir las acciones a desarrollar con parámetros menos marcados, como tiempos de ejecución, repeticiones, pesos de objetos, etc, para posteriormente ir regulando esos parámetros hasta la incorporación total a la jornada laboral.

Durante todo este tiempo de recuperación, se le elabora al paciente un planning detallado de recuperación personalizado (programa de cinesiterapia) que deberá hacer, puesto que es tan importante o más que el trabajo con el fisioterapeuta en el centro; programamos diariamente en planning semanal las pautas a seguir: ejercicios, número de series y repeticiones, etc.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Posibles causas

Como causas más comunes de la tendinopatía del tibial anterior sería el continuo estrés al que se puede ver sometido el músculo.  Dicha tendinitis puede ocurrir cuando se camina rápido, en deportistas que practiquen la marcha atlética, montañeros,etc.

Aparte de la propia naturaleza del deporte existe otros factores que pueden conllevar la aparición de la tendinitis, como es un calzado no adecuado, una alteración biomecánica del tobillo, un desequilibrio muscular, una técnica de desarrollo de deporte no adecuada, etc.

Síntomas

El principal síntoma es el dolor a lo largo del tendón, que puede ser de mayor intensidad en los primeros pasos de la mañana, cuando llevamos un tiempo caminando o corriendo, o cuando queremos aumentar el ritmo. El paciente suele referir dolor en la parte delantera del tobillo, espinilla, o en el antepié. Este dolor suele aumentar cuando se realiza una presión sobre el propio tendón.

 

Más información sobre la tendinitis del tibial anterior

Normalmente, este tipo de patologías no desaparecen por completo sólo con el reposo. Si la tendinitis no remite con todas las opciones terapéuticas pertinentes y continúan lo síntomas, existe la posibilidad de que se produzca un proceso degenerativo o tendinosis, llegando a poderse provocar una desestructuración mayor y en el peor de los casos, finalmente, microrroturas parciales.

Otro poible curso de evolución de esta tendinitis, sería el llamado «síndrome compartimental del tibial anterior«. Se trata de una dolencia en la que se solicita la acción del músculo de manera reiterada, llegando a provocar un hipertrofia muscular. El volumen del músculo se incrementa hasta un punto en el que la fascia (envoltura) que lo recubre presiona en exceso el músculo. Se trata de una dolencia por un exceso de presión de dicha envoltura sobre el músculo, creando situaciones de falta de oxígeno al músculo por deficiencia de irrigación vascular.

Aceptación de la Política de privacidad

9 + 15 =