Fisioterapia para artrosis lumbar

La artrosis lumbar es una enfermedad reumática degenerativa que suele afectar a personas a partir de 40-45 años, aunque existen casos en pacientes jóvenes. Suele afectar más a mujeres y estar más localizada en los niveles L4-L5 y L5-S1 porque tienen mayor movilidad. Influyen diferentes actores tales sobrepeso, estilos de vida sedentarios, etc...

Tratamiento que recomendamos para la artrosis lumbar


Recuperación de la estructura afectada por artrosis

El primer objetivo que se busca en el tratamiento de artrosis lumbares es mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes. Dado que se trata de una patología crónica, el objetivo terapéutico es silenciar la sintomatología en fases agudas, e intentar espaciar lo máximo posible estos picos de dolor.

Influyen numerosos factores tales como la carga genética, la calidad de vida que ha podido llevar este paciente, circunstancias ambientales como la propia presión atmosférica, etc. Como objetivo final se buscará la readaptación funcional, a fin de que esa estructura afectada por la artrosis pueda ir recuperando en la mayor medida posible su función. Es interesante estudiar la posibilidad de apoyos ortopédicos tipo fajas según un contexto determinado, sólo como medida transitoria dentro del conjunto de un proceso que conlleve dolor muy agudo.

Artrosis lumbar

Readaptación funcional

Posteriormente se suele utilizar protocolos de readaptación a fin de conseguir una reeducación de la función global del conjunto de estructuras relacionadas con la inicialmente lesionada.

Readaptación a la vida diaria

Por último, sería  el objetivo final mejorar la calidad de vida del paciente, según el contexto de la artrosis lumbar, por ejemplo:

  • Vida cotidiana: buscamos la adecuada higiene postural y ejercicios concretos para que el paciente pueda mejorar su calidad de vida en el quehacer diario.
  • Ámbito laboral: suele ocurrir circunstancias de posturas mantenidas en las que la estructura afectada pueda sufrir por la propia distribución de cargas. Un claro ejemplo podría ser puestos de trabajo con muchas horas frente al ordenador o movilizar pesos reiteradamente.

Desde un primer momento, a nuestros pacientes se les elabora un planning preciso de recuperación funcional (basado en un programa de cinesiterapia), el cual deberá cumplir; este programa es incluso más importante que la propia visita que pueda hacer a nuestro centro con el fisioterapeuta. Diariamente, el paciente dispondrá de dicho programa en el cual se indicarán los ejercicios y todos los parámetros que lo justifiquen, de forma muy detallada. De este modo, el objetivo final no es sólo la solución del cuadro doloroso actual, sino establecer rutinas a modo preventivo para evitar recaídas.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Posibles causas

Algunas de las causas de aparición de la lumboartrosis son: factores genéticos, el sexo, la edad, factores hormonales, aumento de lordosis lumbar (hiperlordosis lumbar), traumatismos agudos (fracturas, luxaciones, traumatismo en hiperextensión o hiperflexión), artritis reumatoide, osteoporosis, infecciones, etc…

Síntomas

Los síntomas y signos característicos de la artrosis lumbar son: dolor de la parte baja de la espalda, muslo, nalgas, ingles, lumbalgias, lumbociáticas, ciatalgias, ciáticas (hernias y protrusiones discales, estenosis o estrechamientos de canal), que aumenta al caminar, rigidez articular y limitación de movimientos de la columna lumbar (más al levantarse y por las mañanas), debilidad muscular y pérdida de fuerza.

Más información de la artrosis lumbar

Este tipo de artrosis afecta a las 5 vértebras lumbares con sus respectivos 5 discos intervertebrales. Puede localizarse a nivel de la articulación discosomática (disco y cuerpo vertebral); a las articulaciones uncovertebrales (uncartrosis), llegando a afectar a los agujeros de conjunción por dónde salen los nervios; y a las articulaciones interapofisarias posteriores, con presencia de osteofitos.

Aceptación de la Política de privacidad

8 + 10 =