Fisioterapia para rotura de menisco

Las roturas o desgarros de menisco son las lesiones meniscales más frecuentes y más graves. Suelen ser más frecuentes las lesiones presentes en el menisco interno con respecto a las presentes en el menisco externo.

Tratamiento fisioterápico para las rotura de menisco


Recuperación de la estructura afectada por meniscopatía

El primer aspecto a valorar es el tipo de rotura que presenta el menisco, ya que según la misma, y el contexto del propio paciente, se determina por una tratamiento conservador o quirúrgico. El objetivo en el primer caso es silenciar todos los síntomas y realizar un buen programa de acondicionamiento muscular y programa propioceptivo.
En el segundo caso, el tratamiento se dividirá en un programa de acción pre-cirugía y, una vez llevada a cabo, en cuanto sea posible seguir con el programa de fisioterapia, para acelerar el proceso de recuperación de dicha estructura.
Todo esto persigue la readaptación funcional analítica, a fin de que esa estructura afectada por la meniscopatía pueda ir recuperando su función de forma aislada; al mismo tiempo, se trabaja sobre la recuperación de la estructuras adyacentes de esa cadena funcional hacia su reeducación.

Readaptación funcional

A continuación, se profundiza en protocolos de readaptación funcional, para que en el conjunto de todas las estructuras afectadas por la inicial, exista un patrón de reeducación de la función.

Readaptación a la vida diaria

Por último, sería la readaptación a gestos biomecánicos de la situación pre-lesión, según el contexto de la rotura de menisco , por ejemplo:

  • Ámbito deportivo: sería simular un gesto técnico concreto en situaciones de control, y luego añadiendo incertidumbre que dificulten el gesto, para una posterior incorporación parcial al deporte concreto hasta la reincorporación completa.
  • Ámbito laboral en cadena de montaje: igualmente, reproducir las acciones a desarrollar con parámetros menos marcados, como tiempos de ejecución, repeticiones, pesos de objetos, etc, para posteriormente ir regulando esos parámetros hasta la incorporación total a la jornada laboral.

Desde un primer momento, a nuestros pacientes se les elabora un planning preciso de recuperación funcional (basado en un programa de cinesiterapia), el cual deberá cumplir; este programa es incluso más importante que la propia visita que pueda hacer a nuestro centro con el fisioterapeuta. Diariamente, el paciente dispondrá de dicho programa en el cual se indicarán los ejercicios y todos los parámetros que lo justifiquen, de forma muy detallada.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Posibles causas

En pacientes menores de 30 años los meniscos son elásticos y flexibles y se deben a lesiones postraumáticas después de una torsión importante de rodilla. En personas mayores, donde el menisco se degenere y es más frágil, las roturas meniscales pueden ser secundarias a artrosis de rodilla o a pequeños traumatismos, por ejemplo, al levantarse de cuclillas.
Es importante el tratamiento fisioterápico no sólo en el tratamiento de las roturas meniscales, sino para tratar las posibles complicaciones postquirúrgicas como son la necrosis del cóndilo femoral o meseta tibial, limitación del movimiento (rigidez articular), infección, hematoma, dolor, complicaciones debidas a la inmovilización.

Síntomas

Los síntomas más característicos son: dolor intenso al apoyar o presionar en la zona, dolor en la interlínea articular del menisco lesionado, bloqueo mecánico (incapacidad de extender la rodilla) con crujidos y chasquidos, derrame articular con inflamación (acumulación de líquido sinovial), dolor en giros, torsiones o posiciones mantenidas en cuclillas. Se produce una degeneración de la articulación por la degeneración del menisco.
Muchas veces las roturas meniscales están asociado a esguinces y roturas de ligamentos. Por ejemplo en la tríada se da rotura del ligamento cruzado anterior y/o posterior, ligamento lateral interno y menisco interno.

Más información sobre la rotura del menisco

Se encuentran adheridos a la tibia. Tienen forma de media luna y su función es la amortiguación de fuerzas ascendentes y descendentes que pasan por la articulación de la rodilla y ayudan a la nutrición y lubricación a través del líquido sinovial en los movimientos de flexión y extensión y también son importantes en la estabilización de la rodilla. Siguen siempre el movimiento del fémur sobre la tibia.
Son avasculares en sus 2/3 partes interna y tienen vascularización en su 1/3 externo. Por este motivo, algunas lesiones de menisco, sobretodo internas, no provocan dolor.
La rodilla, al ser una articulación de carga (el menisco aguanta sobre el 40% de la carga que recibe), es una zona de asentamiento de muchas lesiones.

Artículos científicos meniscopatías:

  • Kise NJ, Risberg MA, Stensrud S, Ranstam J, Engebretsen L, Roos EM. Exercise therapy versus arthroscopic partial meniscectomy for degenerative meniscal tear in middle aged patients: randomised controlled trial with two year follow-up. BMJ. 2016 Jul 20; 354:i3740.
  • Stensrud S, Risberg MA, Roos EM. Effect of exercise therapy compared with arthroscopic surgery on knee muscle strength and functional performance in middle-aged patients with degenerative meniscus tears: a 3-mo follow-up of a randomized controlled trial. Am J Phys Med Rehabil. 2015 Jun; 94(6):460-73.
  • Stensrud S, Risberg MA, Roos EM. Knee function and knee muscle strength in middle-aged patients with degenerative meniscal tears eligible for arthroscopic partial meniscectomy. Br J Sports Med. 2014 May; 48(9):784-8.
  • Jiang D, Luo X, Ao Y, Gong X, Wang YJ, Wang HJ, Miao Y, Li N, Zhang JY, Yu JK. Risk of total/subtotal meniscectomy for respective medial and lateral meniscus injury: correlation with tear type, duration of complaint, age, gender and ACL rupture in 6034 Asian patients. BMC Surg. 2017 Dec 5; 17(1):127.

Aceptación de la Política de privacidad

12 + 12 =