Fisioterapia para protusión discal lumbar

Las protrusiones discales lumbares más frecuentes son las postero-centrales o mediales y las postero-laterales. Pueden ser provocadas por disfunciones vertebrales en flexión, que empuja al núcleo pulposo en dirección contraria de la posterioridad.

Tratamiento fisioterápico para las protusiones discales lumbares


Recuperación de la estructura afectada por protusiones

El objetivo inicial en el tratamiento de protusiones cervicales es una recuperación estructural. La base de acelerar el proceso de recuperación de la estructura, es fundamental para consolidar poco a poco la resolución del cuadro clínico, mediante la exposición progresiva de estrés del tejido para dicho fin. Por ello se busca un recentraje del núcleo y la consiguiente regulación del tono muscular.

De este modo, se busca una readaptación funcional analítica, es decir, que esa estructura concreta afectada por la protusiones pueda ir recuperando su función de forma individualizada; junto a ello, se trabaja igualmente de forma global sobre la recuperación funcional de otras estructuras adyacentes a fin de su reeducación.

Dolor debido a una protusión discal lumbar

Readaptación funcional

Posteriormente se suele utilizar protocolos de readaptación a fin de conseguir una reeducación de la función global del conjunto de estructuras relacionadas con la inicialmente lesionada.

Readaptación a la vida diaria

Por último, sería la readaptación a gestos biomecánicos de la situación pre-lesión, según el contexto de la protusiones discales lumbares , por ejemplo:

  • Ámbito deportivo: sería simular un gesto técnico concreto en situaciones de control, y luego añadiendo incertidumbre que dificulten el gesto, para una posterior incorporación parcial al deporte concreto hasta la reincorporación completa.
  • Ámbito laboral en cadena de montaje: igualmente, reproducir las acciones a desarrollar con parámetros menos marcados, como tiempos de ejecución, repeticiones, pesos de objetos, etc, para posteriormente ir regulando esos parámetros hasta la incorporación total a la jornada laboral.

Durante todo este tiempo de recuperación, se le elabora al paciente un planning detallado de recuperación personalizado (programa de cinesiterapia) que deberá hacer, puesto que es tan importante o más que el trabajo con el fisioterapeuta en el centro; programamos diariamente en planning semanal las pautas a seguir: ejercicios, número de series y repeticiones, etc.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Posibles causas

Pueden aparecer por la presencia de alteraciones posturales (hiperlordosis, rectificación lumbar), pierna corta anatómica, dismetrías en miembros inferiores, por enfermedades degenerativas como la lumboartrosis, accidentes de tráfico u otros traumatismos y en presencia de otros factores de riesgo como la edad, el sobrepeso, la falta de actividad física.

Síntomas

La sintomatología frecuente a parte del dolor tipo descarga eléctrica es: debilidad muscular (en la musculatura inervada por el nervio afecto), hormigueos y adormecimiento o entumecimiento (parestesias). Pueden no dar sintomatología radicular o irradiada y se puede percibir sólo rigidez articular, impotencia funcional y dolor en los movimientos lumbares y presencia de contracturas y puntos gatillo en la musculatura lumbar (cuadrado lumbar, psoas y musculatura paravertebral lumbar).

Más información de la protusión lumbar

Todas las vértebras de la columna están separadas por un disco intervertebral, que tiene la función de amortiguación de fuerzas, soporte de cargas y peso y es la guía para los movimientos vertebrales.
Estos discos intervertebrales están compuestos por una zona externa, formada por fibras de elastina que se entrecruzan formando capas, el anillo fibroso y un núcleo gelatinoso formado fundamentalmente por agua en el centro. También están formados por otras zonas entre el disco y el cuerpo de la vértebra llamadas platillos superior e inferior por donde los discos se nutren de nutrientes del cuerpo vertebral.
Una protrusión discal lumbar, es cuando el núcleo protruye o se escapa por la fisura de las capas internas del anillo fibroso hasta que llega a la última capa, todavía sin fisurar. Deforma el disco, puede comprimir una raíz nerviosa y el sistema ligamentario.
Los niveles más afectados en la columna cervical son los niveles L4- L5 y L5-S1 (recordar que existen 5 vértebras lumbares) pueden provocar radiculopatías de las raíces que emergen entre las vértebras, como por ejemplo ciáticas y cruralgias o dolor hacia el miembro superior hasta los dedos del pie.

8 + 15 =

He leído y acepto la Política de privacidad