Fisioterapia para la tendinitis aquílea

Es una inflamación aguda de la vaina o membrana del tendón de Aquiles. El tendón de Aquiles es el tendón más fuerte del cuerpo humano, conecta músculos como los gemelos y el sóleo al talón. Una patología de este tipo suele ser incapacitante puesto que limita la propia actividad de caminar.

Tratamiento fisioterápico para la tendinitis aquílea


Recuperación de la estructura afectada por tendinitis

El objetivo inicial en el tratamiento de tendinitis aquílea es una recuperación estructural. La base de acelerar el proceso de recuperación de la estructura, es fundamental para consolidar poco a poco la resolución del cuadro clínico, mediante la exposición progresiva de estrés del tejido para dicho fin.

De este modo, se busca una readaptación funcional analítica, es decir, que esa estructura concreta afectada por la tendinitis pueda ir recuperando su función de forma individualizada; junto a ello, se trabaja igualmente de forma global sobre la recuperación funcional de otras estructuras adyacentes a fin de su reeducación.

 

Tendinitis aquilea

Readaptación funcional

Posteriormente se suele utilizar protocolos de readaptación a fin de conseguir una reeducación de la función global del conjunto de estructuras relacionadas con la inicialmente lesionada.

Readaptación a la vida diaria

Por último, sería la readaptación a gestos biomecánicos de la situación pre-lesión, según el contexto de la tendinitis aquílea , por ejemplo:

  • Ámbito deportivo: sería simular un gesto técnico concreto en situaciones de control, y luego añadiendo incertidumbre que dificulten el gesto, para una posterior incorporación parcial al deporte concreto hasta la reincorporación completa.
  • Ámbito laboral en cadena de montaje: igualmente, reproducir las acciones a desarrollar con parámetros menos marcados, como tiempos de ejecución, repeticiones, pesos de objetos, etc, para posteriormente ir regulando esos parámetros hasta la incorporación total a la jornada laboral.

Durante todo este tiempo de recuperación, se le elabora al paciente un planning detallado de recuperación personalizado (programa de cinesiterapia) que deberá hacer, puesto que es tan importante o más que el trabajo con el fisioterapeuta en el centro; programamos diariamente en planning semanal las pautas a seguir: ejercicios, número de series y repeticiones, etc.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Posibles causas

Como causas más comunes de la tendinopatía aquílea: pies cavos (arco del pie alto), deportes con saltos como el baloncesto, microtraumatismos sobre el talón, uso de tacones, espolón calcáneo, acortamiento del tríceps sural, calzado no adecuado, pronación excesiva de tobillo, enfermedades como artritis, desequilibrios musculares, falta de estiramiento, etc…

Síntomas

El principal síntoma es el dolor a lo largo del tendón, que aumenta al principio del día, al caminar, al correr, al ponerse de puntillas, en el movimiento del tobillo (flexión y extensión), y a la palpación del tendón y rigidez matinal y en períodos de descanso. Como consecuencia de todo ello, el paciente presenta limitación funcional.

Más información sobre la tendinitis aquílea

Normalmente, este tipo de patologías no desaparecen sólo con el reposo. Si la tendinitis no remite con todas las opciones terapéuticas pertinentes y continúan lo síntomas, existe la posibilidad de que se produzca un proceso degenerativo o tendinosis, llegando a poderse provocar una desestructuración mayor y en el peor de los casos, finalmente, una rotura del tendón de Aquiles.
Como forma una unidad funcional con la fascia plantar a través del calcáneo y con la musculatura del tríceps sural (sóleo y gemelos, musculatura extensora del pie), la presencia de tendinitis aquílea está relacionada con la presencia de acortamiento de la cadena posterior del miembro inferior (sobrecarga y puntos gatillo en isquiotibiales, gemelos, sóleo, glúteo mayor, medio y menor) que debe ser tratada y con la presencia de fascitis plantar.

15 + 2 =

He leído y acepto la Política de privacidad