Crioterpia

La crioterapia es la utilización del frío (hielo, criogel, coldpacks, etc…) con fines terapeúticos en el tratamiento de procesos o lesiones agudas e inflamaciones de carácter variable. La crioterapia es una herramienta, que bien utilizada puede proporcionarnos una gran ayuda en la recuperación de numerosas lesiones, afecciones y problemas dolorosos y que por ello es utilizada, por ejemplo, por deportistas de alto nivel.

Efectos de la crioterapia


Históricamente, el ser humano ha utilizado la crioterapia en el tratamiento de traumatismos. De hecho, el uso de hielo y nieve como terapia ya fue mencionado por Hipócrates.
La crioterapia consigue una serie de eventos dentro del organismo que favorecen algunos procesos como la alimentación celular, así como un aumento y una mejora de la circulación sanguínea.

  • Efecto analgésico: el efecto máximo de analgesia se obtiene directamente (10-15 minutos) durante el tratamiento y durará hasta 3 horas después del tratamiento siempre y cuando la temperatura de la piel se baje por debajo de 15 ° C.
    Reducirá la excitabilidad de los nociceptores, es decir, de los receptores que conducen el dolor, lo cual va a colaborar en la disminución del éste.
    Además tiene un efecto de “Gate Control”: estimula ciertas fibras nerviosas para que al cerebro no lleguen los estímulos dolorosos.
  • Efecto antiinflamatorio: la rápida aplicación de frío provoca una disminución en la producción de mediadores químicos que causan la inflamación. Esto disminuye la cantidad de sustancias algogénicas (que provocan inflamación y dolor), por lo que se da una reacción inflamatoria menos intensa.
    Al causar vasoconstricción se contrarresta la vasodilatación de la reacción inflamatoria, disminuye la salida del plasma sanguíneo, de la presión hidrostática. Disminuye, por tanto, el volumen del edema.
    Debemos destacar que el frío no impide la liberación de mediadores de la reparación de los tejidos, se reduce los efectos adversos de edema y se utiliza para iniciar la rehabilitación con anterioridad.
  • Efecto relajante o antespasmódico: el frío reduce además la espasticidad muscular, que rompe un círculo vicioso: el espasmo que genera dolor y el dolor que genera más espasmo.
    Se observa también que la amplitud al estiramiento de un músculo que se enfría previamente aumenta. Produciendo buenos resultados en el tratamiento de contracturas, puntos gatillo miofasciales y sobrecargas musculares.
  • Otros efectos: aumenta el metabolismo. Hace trabajar el músculo cardíaco aumentando sus volúmenes, pero no su frecuencia cardíaca, favorece la acción de las transaminasas e insulina mejorando los niveles de azúcar simple en sangre, ayuda a la circulación de sustancias gástricas, así como a la evacuación de orina y heces (acción diurética), también mejora la musculatura intestinal, favorece la absorción de sustancias alimenticias en el intestino delgado, así como la absorción de vitaminas tipo B a nivel intestinal, consigue eliminar mejor sustancias tóxicas acumuladas en los tejidos blandos como los músculos, los tendones o las articulaciones.

Por último, la aplicación de frío, según algunas fuentes, tiene efectos sobre la piel y el pelo, al eliminar la gran mayoría de toxinas del organismo, por lo que está indicado para tratar alteraciones dérmicas como celulitis. Además, el paciente deja de quemar azúcares y empieza a quemar grasas, por lo que también es efectivo para adelgazar.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Indicaciones

  • Lesiones deportivas: está indicado para microrroturas o roturas fibrilares, tendinitis, tendinosis (epicondilitis o codo de tenista, epitrocleitis o codo de golfista, fascitis plantar, tendinopatías aquílea, rotuliana, cuadricipital o del manguito rotador del hombro, tendinitis de la pata de ganso, tendinitis de la cintilla iliotibial- tensor de la fascia lata o rodilla del corredor, sobrecargas musculares, etcétera.
    Favorece la recuperación muscular después de una competición o entrenamiento y ayuda a mejorar marcas por la eliminación de toxinas.
  • Espasticidad.
  • Traumatismos agudos, edemas agudos. Esguinces de rodilla y tobillo, contusiones, etcétera.
  • Contracturas y espasmos musculares.

Contraindicaciones

  • Fenómeno de Raynaud.
  • Tromboembolismo, trombosis venosa profunda, tromboangeitis obliterante.
  • Intolerancia o alergia al frío.
  • Arterioesclerosis.
  • Heridas.
  • Cáncer.

Estudios sobre la crioterapia como tratamiento fisioterapeútico eficaz

  • Hubbard TJ, Aronson SL, Denegar CR. Does cryotherapy hasten return to participation? A systematic review. J Athletic Training. 2004; 39: 88-94.
  • Bleakley CM, McDonough SM, MacAuley DC, Bjordal J. Cryotherapy for acute ankle sprains: a randomised controlled study of two different icing protocols. Br J Sports Med. 2006; 40: 700-5.

6 + 8 =

He leído y acepto la Política de privacidad