Microondas

Las microondas pertenecen a la electroterapia (termoterapia) de alta frecuencia, lo que nos permite alcanzar tejidos más profundos en nuestro tratamiento. Mediante la misma podemos acceder a estos planos de una manera más eficaz.

Descripción de la técnica de microondas


Debido a que las aplicaciones de la termoterapia profunda son muy amplias, a la fácil aplicación, al escaso riego y a la buena aceptación por parte del paciente, es una de las técnicas de electroterapia más extendidas en centros de rehabilitación y fisioterapia.
Nuestro microondas dispone de un cabezal rectangular más grande que se adapta perfectamente a zonas como el codo, hombro, rodilla o tobillo, la columna cervical o lumbar o incluso espacios más grandes como toda la espalda. A idéntica potencia de tratamiento el cabezal cónico concentra más el haz y se percibe una sensación más intensa de calor.

Su intensidad es regulable, según el tejido a tratar, pudiendo profundizar en los tejidos blandos para que el tratamiento sea más eficaz. Tiene dos modalidades de tratamiento:
Continua: efecto de calor suave. Efecto analgésico y descontracturante. Para lumbalgias y cervicalgias mecánicas, contracturas, hernias, protrusiones discales o enfermedad (degeneración) discal, artrosis (coxartrosis, gonartrosis, lumboartrosis, cervicoartrosis), etc….
Pulsada: modo antiinflamatorio. Indicado en ciáticas, cruralgias, neuropatías de compresión periférica, tendinopatías, bursitis, capsulitis, fascitis plantar, periartritis escapulohumeral, epicondilitis, epitrocleitis, rotura fibras, esguinces de rodilla o tobillo, artritis reumatoide (picos inflamatorios), pelviespondilitis anquilosante, etc…

Efectos fisiológicos:

Dada la frecuencia sobre la que se actúa, tenemos  una mayor facilidad de acción sobre el tejido diana, sobre todo en zonas con alto contenido acuoso.
El concepto de dosis para la obtención de unos efectos terapéuticos habrá de considerarlo el fisioterapeuta en cada caso, y siempre teniendo en cuenta la sensación térmica del paciente de forma que el calor se mantenga siempre en la zona percibida como agradable, con una buena tolerancia. Así, el resumen de dichos efectos sería:

  • Analgésica. Acción muy potente contra el dolor.
  • Eficaz relajante muscular. Antiespasmódica.
  • Mejora de la extensibilidad del colágeno. Aumento de las propiedades viscoelásticas de músculos, tendones, ligamentos y cápsula.
  • Reducción de la rigidez articular.
  • Antiinflamatoria. Modo pulsátil. Reducción de los edemas y exhudados inflamatorios, aumentando el metabolismo local y el flujo sanguíneo.
  • Reduce los tiempos de recuperación y en aquellos casos en los que la disminución del dolor y/o la mejora de la circulación local contribuye a mejorar las expectativas de rehabilitación del paciente.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Indicaciones

  • Artrosis: lumboartrosis, cervicoartrosis, rizartrosis (artrosis del pulgar o art. Trapeciometacarpiana) , gonartrosis (artrosis de rodilla), coxartrosis (artrosis de cadera), etc… Modo continuo.
  • Enfermedades reumáticas e inflamatorias. Artritis reumatoide, pelviespondilitis anquilosante, etc…. (modo pulsátil-antiinflamatorio).
  • Dolores articulares: coxalgia (dolor de cadera), gonalgia (dolor de rodilla), etc…
  • Tendinopatías: epicondilitis (codo de tenista), epitrocleitis (codo de golfista), tendinopatías rotuliana, cuadricipital y aquílea, tendinopatía del manguito rotador, tendinitis de la pata de ganso, rodilla del corredor (síndrome de la cintilla iliotibial o tensor de la fascia lata), tendinitis del poplíteo, etc…. (modo pulsátil-antiinflamatorio).
  • Contracturas musculares, lumbalgias, cervicalgias o dorsalgias mecánicas. Modo contínuo.
  • Lesiones deportivas: roturas de fibras, contusiones, hematomas, elongaciones. Modo pulsátil-antiinflamatorio.

Contraindicaciones

  • Implantes metálicos.
  • Marcapasos
  • Prótesis metálicas.
  • Zona genital.
  • Neoplasias y metástasis. Patología tumoral.
  • Heridas.
  • Hemorragias.
  • Falta de sensibilidad.

Estudios sobre el uso de microondas como una técnica eficaz

  • Adalid A.,  Ondategui J.A,  Sánchez M.J, Selicke E., Rojas F,Gallifa  O. Comparative study of five therapeutic modalities applied to degenerative osteoarticular conditions in lower limbs. Elsevier. Fisioterapia. 2011; 33(6):234—242.
  • Del Valle Torres A, Hechavarría Almaguer N.R, López Peña C, Barceló Reyna R. Effectiveness of microwave, massotherapy and Williams exercises in patients suffering from lumbar pain. Revista Electrónica Dr. Zoilo E. Marinello Vidaurreta. Vol. 40, número 7 ISSN 1029-3027 | RNPS 1824 julio 2015.
  • Gross A.R, Aker P.D, Goldsmith C.H, Peloso. Physical medicine modalities for mechanical neck disorders. Cochrane Database Syst Rev. 2000;(2):CD000961.
  • Ogilvie-Harris D.J, Gilbart M. Treatment modalities for soft tissue injuries of the ankle: a critical review. Clin J Sport Med. 1995 Jul; 5(3):175-86.
  • Görel V. Kjellman, Elisabeth I. Skargren, Birgitta E. Oberg, A critical analysis of randomised clinical trials on neck pain and treatment efficacy. A review of the literature.

1 + 13 =

He leído y acepto la Política de privacidad