Fisioterapia para hernia discal cervical

Una hernia discal es la situación más grave de degeneración discal, el núcleo pulposo ha salido por el anillo fibroso rompiendo la última capa externa de éste, pudiendo comprimir la raíz nerviosa de su nivel o del nivel suprayacente y el sistema ligamentario. Las hernias cervicales con compromiso de raíz suelen provocar cuadros dolorosos agudos, que pueden mermar notablemente la calidad de vida del paciente.

Tratamiento fisioterápico para las hernias cervicales


Recuperación de la estructura afectada por hernias

El objetivo inicial en el tratamiento de hernias cervicales es aliviar la sintomatología del paciente. Es muy importante un adecuado diagnóstico por imagen que defina el grado exacto de dicha patología. Desde ese punto inicial, se decida o no intervención quirúrgica, el uso de la fisioterapia en combinación con farmacología (cuando es posible), resulta fundamental a fin de mejorar la calidad de vida del paciente.

De este modo, se busca una readaptación funcional analítica, es decir, que esa estructura concreta afectada por la hernia pueda ir recuperando su función de forma individualizada; junto a ello, se trabaja igualmente de forma global sobre la recuperación funcional de otras estructuras adyacentes a fin de su reeducación global.

Tratamiento personalizado para la hernia discal cervical en Zaragoza

Readaptación funcional

Posteriormente se suele utilizar protocolos de readaptación a fin de conseguir una reeducación de la función global del conjunto de estructuras relacionadas con la inicialmente lesionada.

Readaptación a la vida diaria

Por último, sería la readaptación a gestos biomecánicos adecuados, según el contexto de las  hernias cervicales, por ejemplo:

  • Ámbito deportivo: sería simular un gesto técnico concreto en situaciones de control, y luego añadiendo incertidumbre que dificulten el gesto, para una posterior incorporación parcial al deporte concreto hasta la reincorporación completa.
  • Ámbito laboral en cadena de montaje: igualmente, reproducir las acciones a desarrollar con parámetros menos marcados, como tiempos de ejecución, repeticiones, pesos de objetos, etc, para posteriormente ir regulando esos parámetros hasta la incorporación total a la jornada laboral.

Desde un primer momento, a nuestros pacientes se les elabora un planning preciso de recuperación funcional (basado en un programa de cinesiterapia), el cual deberá cumplir; este programa es incluso más importante que la propia visita que pueda hacer a nuestro centro con el fisioterapeuta. Diariamente, el paciente dispondrá de dicho programa en el cual se indicarán los ejercicios y todos los parámetros que lo justifiquen, de forma muy detallada.

Reserva tu cita

De lunes a viernes
9:00 - 14:00 / 16:30 - 20:30

Posibles causas

Las hernias discales cervicales ocurren cuando por diversos factores: factores posturales (hiperlordosis, rectificación cervial, antepulsión cabeza, etc…), por enfermedades degenerativas como la cervicoartrosis, traumatismos (en accidente de tráfico- whiplash) y en presencia de otros factores de riesgo como la edad, el sobrepeso, la falta de actividad física, estos disco intervertebrales se van degenerando, van captando menos agua, pierden altura y se van produciendo fisuras discales, se van separando las capas externas del anillo y el núcleo se escapa hacia el exterior. Normalmente en edades comprendidas entre los 30 y 50 años.
Recordar que en la columna cervical existen 7 vértebras, nombradas desde C1 hasta C7. Los niveles vertebrales más comúnmente afectados en cervicales son C5-C6 y C6-C7.

Síntomas

Los síntomas comunes más frecuentes en las hernias discales cervicales son: rigidez del cuello y columna, impotencia funcional y dolor en los movimientos de columna cervical, presencia de contracturas y puntos gatillo, cervicobraquialgias (dolor irradiado al miembro superior), hormigueos, pérdida de sensibilidad, adormecimiento o entumecimiento en el brazo hasta la punta de los dedos, la hernia presiona el nervio adyacente y genera síntomas en su territorio de acción.
Comentar que no está relacionado el tamaño de la hernia con la sintomatología. Los discos intervertebrales de la columna cervical son pequeños, pero podrá existir sintomatología muy aguda. Pueden existir hernias pequeñas con una gran sintomatología y hernias grandes indoloras.
Según qué nivel afecta la hernia, se podrá producir una sintomatología u otra:

  • Si afecta al nivel C3-C4, raíz de C4, habrá presencia de dolor cervical, con debilidad de músculos trapecios.
  • Si afecta a C4-C5, raíz de C5, habrá presencia de dolor, hormigueos, entumecimiento hacia los hombros, debilidad del músculo deltoides.
  • Nivel C5-C6, raíz de C6, debilidad en bíceps braquial. Dolor, entumecimiento y hormigueos hacia el pulgar.
  • Nivel C6-C7, raíz de C7, debilidad de tríceps y musculatura extensora de los dedos (cara posterior del brazo), dolor, entumecimiento y hormigueos hacia el dedo medio.
  • Nivel C7-D1, raíz de C8, dolor, adormecimiento y hormigueos hacia el dedo pequeño.
    Recordar que existe un plexo cervical o braquial que se forma por las raíces que emergen de los niveles C5-C8, cuyos troncos finales son los nervios cubital (cara interna brazo y antebrazo y eminencia hipotenar, dedo meñique), nervio radial (cara posterior del brazo, antebrazo y mano), nervio mediano (túnel carpiano y eminencia tenar- pulgar).

Más información sobre las hernias cervicales

Todas las vértebras de la columna vertebral están separadas por un disco intervertebral, que tiene la función de amortiguación de fuerzas, soporte de cargas y peso y es la guía para los movimientos vertebrales.
Estos discos intervertebrales están compuestos por una zona externa, formada por fibras de elastina que se entrecruzan formando capas, el anillo fibroso y un núcleo gelatinoso formado fundamentalmente por agua en el centro. También están formados por otras zonas entre el disco y el cuerpo de la vértebra llamadas platillos superior e inferior por donde los discos se nutren de nutrientes del cuerpo vertebral.
Una hernia discal es la situación más grave de degeneración discal, el núcleo pulposo ha salido por el anillo fibroso rompiendo la última capa externa de éste, pudiendo comprimir la raíz nerviosa de su nivel o del nivel suprayacente y el sistema ligamentario. Se clasifican según su localización en centrales o mediales, postero-laterales, foraminales (se dirigen hacia el agujero de conjunción por dónde sale la raíz nerviosa), externas o laterales, y según si ha roto el ligamento posterior o no en subligamentarias o transligamentarias.

Bibliografía sobre la hernia discal cervical

– Woods BI, Hilibrand AS. Cervical radiculopathy: epidemiology, etiology, diagnosis, and treatment. J Spinal Disord Tech. 2015 Jun;28(5):E251-9.
– Moustafa IM, Diab AA. Multimodal treatment program comparing 2 different traction approaches for patients with discogenic cervical 84 radiculopathy: a randomized controlled trial. J Chiropr Med. 2014 Sep;13(3):157–67.
– Keramat KU, Gaughran A. Safe physiotherapy interventions in large cervical disc herniations. BMJ Case Rep. 2012 Aug 18;2012. pii: bcr2012006864.
Una hernia discal es la situación más grave de degeneración discal, el núcleo pulposo ha salido por el anillo fibroso rompiendo la última capa externa de éste, pudiendo comprimir la raíz nerviosa de su nivel o del nivel suprayacente y el sistema ligamentario. Se clasifican según su localización en centrales o mediales, postero-laterales, foraminales (se dirigen hacia el agujero de conjunción por dónde sale la raíz nerviosa), externas o laterales, y según si ha roto el ligamento posterior o no en subligamentarias o transligamentarias.

8 + 14 =

He leído y acepto la Política de privacidad